Inclusió escolar i Escola inclusiva

La llei d’educació 10/2009 estableix s’ha de posar tots els mitjans possibles per fer que els alumnes estiguin inclosos en els sistema escolar. A tot el document es parla de l’escola inclusiva com un sistema filosòfic on el centre de l’educació són els nens i que cal fer el possible per incloure’ls segons les seves necessitats. Afegit a tot això acaba d’aprovar-se el decret 150/2017 per l’educació inclusiva.

No obstant, per ser realistes, el sistema educatiu català no és el de l’escola inclusiva, sinó que es fomenta la inclusió escolar.

Quin diferència hi ha entre les dues maneres de dir una cosa semblant? La diferència principal és qui d’adapta a qui. La inclusió escolar (o integració) implica que l’alumne s’adapta a l’escola; és ell el que entra a un sistema que no li és propi i que “li fem” un lloc per poder estar. La inclusió escolar es realitza amb aules de suport i hores en que els mestres realitzen una tasca de reforç amb els alumnes. Els alumnes realitzen part important de la feina escolar supervisats pel mestre d’educació especial que valora la seva feina dins de les seves característiques. Això és molt beneficiós pel nen ja que podem realitzar una tasca de suport personalitzat i donar-li el temps i l’entorn per fomentar les seves potencialitats. No obstant, això no és ESCOLA INCLUSIVA.

Un exemple clar de tot això és la existència de les USEE. Aquestes Unitats integrades a les escoles doten de recursos per poder atendre als alumnes amb necessitats educatives específiques. Per tant, s’identifiquen els alumnes i es donen uns recursos específics..

En el cas de l’escola inclusiva, la pròpia organització del centre està pensada de manera que no existeixen nens amb necessitats educatives especials o específiques. Els nens estan integrats a les aules segons la seva edat cronològica, amb altres alumnes de la seva mateixa edat que representa tindran interessos més o menys semblants. L’escola deixa de prioritzar l’aprenentatge dels conceptes acadèmics per enfocar-se en els aspectes socials. Cada una de les classes s’ha d’entendre com una microsocietat on es troben representats tot tipus de persones i sensibilitats i , en aquest entorn, s’ha de desenvolupar la tasca educativa. Podem considerar que no existeixen nens amb necessitat especials ja que tots són tractats de manera personalitzada.

Però per poder fer això es necessiten uns recursos que des de les institucions no es suministren.

El primer dels recursos, i casi el més important, és el de mestres que puguin donar resposta a les diferents característiques de l’aula.  A nivell estadístic, en un grup de 25 alumnes de primària, hi ha:

  • 1 alumne d’altes capacitats o talentós
  • 2-5 alumnes amb dèficit d’atenció amb o sense hiperactivitat
  • 2-5 alumnes amb problemes de lectoescriptura dels quals 1-2 seran diagnosticats com a dislèxia
  • 2-5 alumnes presentaran simptomatologia del que podria ser en el futur problemes psicològics de personalitat i/o conducta.
  • Cada 4 classes hi haurà, una alumne amb trastorn espectre autista, un amb trastorn de personalitat.

Així que, com a norma general, fàcilment ens trobem amb que un mestre ha de fer front al voltant de 8 alumnes que necessiten una atenció especialitzada. Per tant, si volem que les escoles siguin inclusives, les nostres escoles necessiten més mestres.

Un altre dels aspectes importants és la formació especialitzada dels mestres i el temps de preparació de les classes i coordinació. Cada any, es coneixen i s’aprenen coses noves sobre els processos relacionats amb la infància. Cada vegada es tenen més dades de com funcionen els trastorns i les necessitats dels nens. Però per poder-ho posar en pràctica, és necessari temps per aprendre i per preparar tot el material que després s’utilitzarà.

Així, l’escola catalana és una de les pioneres per la inclusió escolar, però encara ens queda molt de camí (i sobretot molts recursos) per poder considerar que les nostres escoles són inclusives.

 

Anuncis

Biotecnologia – Junta esferica parte I

Uno de los retos con los que me he encontrado es el conseguir que los alumnos aprecien la “importancia” de la tecnologia en nuestro día a día. Evidentemente, desde mi punto de vista, no podemos vivir sin ella; todas las profesiones la utilizan y una manera de adquirir la “maestría” es conseguir entenderla para poder implementarla mejor.

El reto para este año, es conseguir que aquellos alumnos interesados por las áreas de salud y biologia, entiendan el mundo de posibilidades que les ofrece la tecnologia; es decir, conseguir que se “enganchen” a la biotecnologia. Por ello, este verano estoy trabajando en la creación de modelos de las articulacioes con la impresora 3D, para poder unir anatomia y física-tecnologia.

Así que manos a la obra, he empezado con una junta cilíndrica; es decir, estoy trabajando en el modelo del hombro, la cervical, la muñeca…

En la página de thingiverse hay varias opciones, pero lo cierto es que para los parámetros de mi impresora 3d (bueno, la del cole) no he conseguido que hagan lo que tengo en la cabeza. Así que CAD en ordenador y ha trabajar.

Análisis del resultado:

  1. La esfera ha tardado 35 min y la base 1h15: Total 1h50
  2. El coste de material en la base cilíndrica és elevado 0,7€ frente al coste de la esfera 0,3
  3. Las holguras son demasiado grandes  la esfera “sale” de la base. Es cierto que eso ya estaba previsto en el diseño original.
  4. El giro base-esfera no es completo; es de unos 45º
  5. La impresión está hecha en con infill 20% y patrón rectangular (sin suportes)

Parámetros de mejora:

a) Reducir el material de la base, quizás optimizando a esfera

b) Mejorar el giro, incrementando el ángulo

c) reducir las holguras.

Fichero de thingiverse:

Nos vamos de viaje!

Uno de los problemas que tiene ser profe y madre a la vez, es que te sale la vena pedagógica en cada cosa que pasa en casa. Estas Navidades a mi hija de 8 años le han traído los reyes un globo terráqueo. Visto desde fuera, es el típico objeto ENORME que está bien (se ilumina y todo) pero que debido a su diámetro te acuerdas de toda la familia del Belén… Ya se me había pasado por la cabeza la idea. Mola, sí, pero como digo es muy incomodo tener una bola de ese tamaño en una casa del tamaño de las nuestras…

Pero como era inevitable que entrara, hay que entender todas las situaciones como nuevas oportunidades. Mi hija, encantada con su regalo, se ha empezado a interesar por la geografía. Oh! craso error! Cuántas posibilidades! Así que su madre, loca como está le plantea: ¿por qué no nos vamos de viaje? Elige un país, el que más de guste y nos vamos de viaje. Pero para hacerlo, tenemos que prepararlo: ¿cómo iremos? ¿a dónde? ¿qué idioma hablan?.. Y puestos, ¿por qué no lo podemos en una ficha y enviamos postales? Así que a 23 de enero, ya tiene su cuaderno de viaje (aún no lo tengo encuadernado pero todo llegará) y ya hemos empezado a viajar. Primer destino: Mongolia, en submarino hasta Turquía y luego en helicóptero. Cuando nos cansemos, ya tenemos puesto el ojo en el siguiente: Rusia…

Por si alguno le apetece o quiere reutilitzarlo, os dejo el enlace al documento en pdf y unas fotos de ejemplo de como lo estamos rellenando.

Itinerario de viaje fitxa postal
Itinerario de viaje  Ficha con datos de los países Ficha con la postal del viaje

Números enteros- 1ro ESO

El reto está echado; enseñar a operar con número enteros a un grupo de niños de 12 años, y ¡que lo entiendan! y todo en tres semanas.

Cuando he tenido que dar este tema en 1ro de ESO, me he encontrado con que si bien el concepto de positivo y negativo estamos acostumbrados a tratarlo, las operaciones con estos números generan ciertas dificultades. Así que leyendo sobre el tema, encontré el planteamiento gráfico que me ha funcionado muy bien los dos cursos que lo he aplicado.

Planteamiento general.
La idea es la que utiliza Clara Grima en el texto “Te doy Π besitos” en que utilizamos la recta de los reales para posicionar los números y movernos sobre ellos según las operaciones que tengamos (detallamos cada una de ellas de los puntos más abajo).

recta

Esquema  del tema
Básicamente la estructura que utilizo en clase (3h /semana) se reparte de la siguiente forma:

  • Semana 1: Introducción a los números enteros. Posición en la recta. Suma y Resta.
  • Semana 2: Multiplicación y división de enteros. Potencias
  • Semana 3: Operaciones con enteros y problemas.

Semana 1.
Lo primero es aclarar que me gusta mucho la historia. Contar historias, pero en las clases también me gusta explicar cómo hemos llegado hasta aquí y para qué sirve lo que hacemos; lo que se llama contentextualizar. Un ejemplo de como explicar una buena historia para introducir lo número enteros la podéis leer en la entrada de de Mati y sus mateaventuras de Clara Grima.

Sabiendo de donde vienen los números podemos colocarlos en la recta: a la derecha los números positivos y a la izquierda los negativos. El sentido será, a partir de ahora importante.

Esta imagen nos sirve para introducir el orden creciente de los número en la recta (izquierda el número más pequeño), el valor absoluto (la distancia, sin signo del 0 al número) y el número opuesto (el simétrico respecto al 0).

Una vez presentados estos conceptos podemos introducir la suma. En este caso es necesario entender que el signo + lo que nos dice es que debemos movernos en el mismo sentido que el número (5+(+3) nos desplazaremos 3 posiciones a la derecha que es el sentido natural del los número positivos; 5+(-3) nos desplazamos 3 posiciones a la izquierda que es el sentido natural de los negativos).suma enters

A partir de este concepto, no es difícil presentar el signo – de la resta como la idea de cambiar el sentido al movimiento de manera que si tengo un signo – delante de un número positivo, en lugar de desplazarse hacia la derecha, lo debe hacer en sentido contrario, la izquierda.

resta enteros

Algunos alumnos, hace automáticamente la abstracción, sin intervención del adulto, de “el menos delante del paréntesis significa que hay que hacer el opuesto”, lo cual da una satisfacción 🙂

Semana 2:
A partir de aquí, como la multiplicación es la suma repetitiva de número, tendremos que mantener la dirección (si se multiplica por un positivo) o cambiar el sentido al movimiento.

Semana 3: 
Podemos introducir las operaciones combinadas de operaciones donde dejamos de trabajar con parejas de números para empezar a trabajar con operaciones más largas:

(+3)·(-2)+(-2)-(-5)·(-2)

y los problemas.

Experiencia
Llevo aplicando este tipo de planteamiento gráfico dos años en clases de mates de un colegio. Comparando dos grupos con diferentes métodos se obtienen resultados algo mejores (pero como los profesores no son los mismos no se puede concluir que sea mejor)

Al ser un método visual y con un aprendizaje significativo, ha permitido a los niños con historial de dificultades en las matemáticas obtener resultados optimistas de sus aprendizajes: el movimiento en la recta permite separar la componente de cálculo del concepto de posición y, al ser más dinámico, permite que los niños con problemas de atención no tengan que mantener una atención prolongada.

Los problemas con los números enteros se complican cuando queremos hacer las operaciones sin utilizar los paréntesis. Inicialmente, el usos de los números negativos con los paréntesis permite a los alumnos separar qué signo es del número y cuál es del movimiento. La práctica y la madurez del niño hacen que naturalmente vayan adquiriendo la habilidad para poder utilizar el concepto sin tener que usarlos.

Recursos compartidos
Para practicar sobre el tema, os dejo un documento con los ejercicios que hago la primera semana en clase. En ejercicios en castellano y exercicis en català.

Fuentes
Grima, C (2011) Te doy Π besitos. Mati y sus  mateaventuras. recuperado de http://pequenoldn.librodenotas.com/matiaventuras/1022/pi
Cruilla (2013) Nombres Enters. Sèrie Bàsica.

Peter

Este es el segundo año que doy clases a Peter. Tiene 16 años y es de familia “bien”. Bueno, más que de familia “bien”, su familia tiene dinero , porque bien bien no deben estar para que él esté como está.

El año pasado llegó nuevo al colegio. Primero, la pinta te hacía pensar que era algo despistado; que iba perdido porqué era nuevo (había llegado a mitad de curso). Poco a poco, los meses fueron pasando y pero el despiste no: No entregaba las cosas, perdía todos los apuntes y, lo peor, empezó a portarse como “el payaso” en clase.

Pero no lo he elegido a él por eso ni por ese momento. Los que me conocen saben que en mis clases intento que reine unos principios básicos: la confianza y el respeto. Yo no presupongo que ellos son nada y eso les permite dejar sus etiquetas en la puerta de la clase.

Pero volvamos con Peter. Este año vuelvo a ser su profesora. Continúa igual. Pero, ahora, todos saben que es “el payaso”. Además, llega siempre tarde. En dos meses sólo ha llegado puntual 2 días. No es horroroso, pero es otro detalle. Nadie sabe que hacer con él. Ni profesores ni compañeros.

711b08278431dc66c7b8026506f6b108Y a mi me llegó ESE día. ESE día que pensaba que nunca llegaría. Un día en que dejas de pensar que ese niño merece el esfuerzo que haga falta y que, finalmente, tiras la toalla. Y al final se lo dije. Ni un grito, ni un enfado; simplemente una derrota: “No te quiero en clase. Tú no quieres aprender, por lo que yo no te tengo nada que enseñarte. Y por estar pendiente de lo que tú no quieres hacer, no soy capaz de dar la clase que se merece el resto. No es justo y no te quiero aquí” Y entonces pasó. Se rompió. Uno de esos momentos en que el mundo desaparece y en la clase sólo estas tú y el otro. Entonces vi unas lágrimas invisibles que le caían por su parte interior; por su alma. “No, por favor”. Sólo logró decir eso. Y yo tampoco puede decir nada más. A mí la derrota, también me dio ganas de llorar.

Le dejé quedarse y al día siguiente llegó puntual. Y al día siguiente se sentó en primera fila. Y hoy a vuelto a llegar puntual y a sentarse a primera fila.

Y hoy ha sido ESE día después de ESE día. El primer día de un brote verde después de una hecatombe nuclear. Al acabar la clase, antes de que se marchara le he dicho que así SÍ lo quería en clase. Parecía sorprendido de que le diera palabras de aliento. Y él ha decidido quedarse y preguntarme qué hacemos ahora. “Los dos sabemos que el trimestre no lo salvas” “No me importa el trimestre, quiero aprender y quiero aprobar el curso”. En sus ojos había otra mirada. La mirada de alguien que ya no quiere ser más ESE.

Habrán más batallas y unas veces las ganará ESE y otras las ganaremos nosotros, pero ya nada será como antes. Peter ha venido a clase y parece que quiere quedarse.

Nota: Evidentemente, cualquier parecido con la realidad es pura casualidad 😉

Actualización: Hace dos meses de ESE día. Y parece que el cambio se hace permanente. Peter llega cada día puntual, trae el material y hasta ha sacado un 9 en el último examen. Pero lo mejor es su mirada, su sonrisa. Hay días que, al acabar, me acerco. Aún se encoge esperando que le diga algo que no me ha gustado y cuando le digo “así da gusto darte clase” se pone rojo, sonrie y dice: Ésta es la única clase de todo el colegio en la que alguien está contento conmigo.

Actualización (Mayo 2016): Peter se marchó del colegio. Sus padres decidieron que lo mejor para su educación era enviarlo a un internado fuera del país. Hace poco me encontré con unos amigos suyos y me contaron que lo habían expulsado del país; le habián hecho volver al infringir una ley (sin consecuencias penales), ser extrangero y menor.

Actualización (Septiembre 2017): Me he encontrado a Peter por la calle. Cuando nos hemos visto, la alegría nos la hemos transmitido por los ojos. Parece que todo le va bien, está más tranquilo y centrado. Nos hemos despedido con un abrazo de oso.

Shu ha ri

Casualidades de la vida que darían para mil y un post, ha llegado a mi conocimiento el término japones Shu-ha-ri. Éste es un concepto que nos indica el proceso de aprendizaje desde el desconocimiento hasta la maestría. De manera resumida, podríamos ilustrarlo con una foto como:

shuhari

Y con palabras:

  • El término SHU hace referencia al momento en que aprendemos desde el desconocimiento. Aplicamos los conceptos, siguiendo la “fórmula” que nos dicen y no entramos mucho en plantearnos el porqué de las cosas.
  • Cuando entramos en el HA, dominamos esas técnicas y somos capaces de empezar a entender el origen y la razón de aquello que hasta ahora aplicábamos si sentido.
  • Por último el RI, ser refiera al momento de dominio de la técnica. Ser capaz de extraer la esencia e incluso innovar y hacer su propia interpretación.

Sólo pensando en esto y en la clase de Mates que he tenido hoy, puedo clasificar a mis alumnos en cada posición. Y llega la pregunta, ¿puedo empujarlos para que lleguen a la maestría (de las mates?  Entonces, el Pepito grillo que tenemos todos me dice que a HA se llega cuando se está preparado y que de ahí al RI se llega sólo.

Así que me quedo pensando ¿cuál es mi papel? Puedo impartir conceptos, hacer ejercicios, regañarlos porque TIENEN que hacer los deberes o la versión de profe que se prefiera, pero en realidad, eso no los hará progresar. Independientemente del tema que se trate sólo hay una cosa que funciona y es el deseo de salir del cascarón; son LAS GANAS de aprender. Y como profesores muchos días parece que lo olvidamos. Alguien que no quiere aprender, nunca podrá ser enseñado.

Y en ese lugar es donde reside la esencia de nuestro trabajo: tenemos que crear el deseo de aprender. Las Mates, la Tecnología o las Sociales son la excusa. Y ese deseo no se crea con amenazas, castigos, golpes a su autoestima en forma de exámenes sino que se requiere mimo, paciencia y ilusión.

Y luego queda la paciencia y la perseverancia. Sólo pasaremos cuando estemos preparados y eso puede ser la misma clase, en clase o diez años después. Nosotros tenemos que hacer los posible para que adquieran el SHU ya que les dará las claves para evolucionar. Pero si ellos no quieren hacerlo, nada tendrá sentido.

Fuentes:
Fowler, M (2006) ShuHari. recuperado en http://martinfowler.com/bliki/ShuHaRi.html
Wikiquedia (2015) Shuhari. Recuperado en https://es.wikipedia.org/wiki/Shuhari